Descubre las leyendas del girasol

floristeria medellin

El girasol es una de las flores más bonitas y su nombre deriva de dos palabras: gira y sol, dado que esta flor siempre gira procurando al sol. No obstante, en San Angel, floristería en medellin, queremos ir mucho más allá, por lo que a continuación, te dejaré las leyendas del girasol.

Quizás también te pueda interesar: Significado de las Gerberas según su color

Leyenda griega del girasol

Una de las leyendas del girasol de origen griego, cuenta que una joven ninfa del agua llamada Clytie, hija de la diosa del mar Titanide y del dios Océano, se enamoró perdidamente de Apolo, el dios de la luz y el sol. Tan grande era su amor que todos los días seguía el recorrido de Apolo desde que este salía de su palacio por la mañana hasta que llegaba a él al atardecer por el oeste.

Clytie seguía a diario los pasos de Apolo, hasta tal punto que olvidó que tenía que comer y beber. No obstante, el dios de la luz y el sol nunca le prestó demasiada atención a la ninfa. Los días fueron pasando y Clytie empezó a dar raíces hasta transformarse en un girasol.

Esta flor, por tanto, simboliza el amor, la fidelidad y la lealtad.

La leyenda del girasol (Argentina)

Según la leyenda del girasol argentina, Pirayú era un cacique de una tribu que vivía a la vera del río Paraná, mientras que Mandió era otro cacique de una tribu vecina. Los dos eran muy amigos y sus pueblos solían intercambiarse artesanías y alimentos.

Un día Mandió decidió unir a ambas tribus y, para ello, tuvo que pedirle a Pirayú la mano de su hija. Este le respondió que eso era imposible y que no se casaría con ningún hombre porque ella le había prometido su vida a, Cuarahjí, el dios del sol.

Mandió quedó sorprendido con lo que le estaba contando Pirayú, quien agregó que su hija, Carandaí, pasa muchas horas del día contemplando al Sol y que solamente vive para él, por lo que al llegar la noche y en los días nublados, se pone triste. El cacique Mandió decepcionado y enojado prometió vengarse.

Un día, Carandaí iba con su canoa por el río Paraná contemplando en atardecer cuando de repente vio que su aldea se incendiaba. Sin demorar, ella remó rápidamente hacia la vera para desembarcar, pero unas ramas impidieron que ella bajara. Allí Carandaí comenzó a pedirle al dios sol que por favor la liberara para evitar que Mandió acabara con su pueblo.

Al terminar de decir la oración, Cuarahjí envió un remolino de poderosos rayos que la envolvieron y la hicieron desaparecer. Allí donde se encontraba Carandaí, nació una planta hermosa con una flor dorada que al igual que la joven, siguió siempre al sol.

Te recomendamos leer: Sorprende a tu amada con un ramo compuesto con la flor ave del paraíso

¿Qué te han parecido estas leyendas del girasol? Deja tus comentarios y no te olvides que en San Angel, floristería en medellin, tenemos muchísimos arreglos florales con girasoles como el llamado Rayitos de energía, Mi sol, Sencillez, entre otros que combinan distintos tipos de flores y colores.