Aprende a elaborar agua de lavanda

El perfume de lavanda es uno de los más populares para aromatizar cualquier espacio del hogar. Además, la esencia de lavanda posee muchas propiedades para la salud y es beneficiosa tanto para el cuerpo como para la mente. En este post de San Ángel, floristerias medellin, te diré cómo hacer agua de lavanda para diferentes usos.

Quizás también se pueda interesar: ¿Cómo elaborar agua de rosas en casa?

Agua de lavanda para embellecer la piel

El agua de lavanda al igual que el agua de rosas, ha sido utilizado desde la antigüedad para embellecer la piel, prevenir el envejecimiento, reducir arrugas, etcétera. Sin embargo, es importante que tengas en cuenta que la lavanda puede ocasionar reacciones en personas alérgicas. Por ello, primero pruébala en el antebrazo.

Para hacer agua de lavanda deberás poner a hervir dos tazas de agua y dejar enfriar. Luego, incorpora ½ cucharada de aceite esencial de lavanda y mezcla. Guarda en el refrigerador. Esta mezcla te ayudará a hidratar la piel de tu rostro y cuerpo. ¡Úsala para masajes!

Aromatizador de lavanda para ambientes

Es claro que las flores aportan un olor a los espacios unico que nos hace sentir bien, ten en cuenta estos pasos que te traemos desde San Angel floristerias colombia para crear un aormatizador de lavanda espectacular. Para hacer un aromatizador de lavanda para ambientes lo primero que necesitarás es coger un bote en formato spray para elaborar la mezcla. Introduce en este media taza de flores de lavanda y, posteriormente, incorpora 1 taza de agua destilada y 2 ½ cucharadas de vodka. Agrega unas 10 gotas de aceite esencial de lavanda y cierra el bote. Agítalo para que todos los ingredientes se integren bien y pon el frasco en un sitio fresco, oscuro y libre de humedad. Deja reposar durante 24 horas y, una vez transcurrido este periodo de tiempo, cuela la mezcla, lava el frasco e introduce en él el líquido resultante. Usa y apórtale un aroma fresco a cualquier ambiente de tu hogar, ropa de cama, cortinas, etcétera.

Otros usos de la lavanda

La lavanda puede ser utilizada en infusiones para los dolores de cabeza producto del cansancio y de los nervios, tomando tan solo una taza de infusión de las flores de lavanda tres veces al día. Si tomas una taza antes de irte a dormir, podrás aliviar el insomnio. En tintura puedes tomar hasta una cucharadita al día para la depresión, los dolores de cabeza y la tensión nerviosa, aunque también es buena para el estrés y el asma.

Por otro lado, la aplicación más popular de la lavanda es como aceite esencial al que puedes sacarle partido de tres maneras distintas: como aceite para masajes, aceite puro o enjuague capilar.

  • Coloca 10 gotas de aceite puro de lavanda y 50 ml de agua en un bote en formato spray y úsalo como loción sobre quemaduras o picaduras de mosquito. Si tienes problemas para conciliar el sueño puedes colocar un paño debajo de la almohada con cuatro gotas.
  • Diluye unas 20 gotas de aceite esencial de lavanda en 10 ml de aceite base para para aliviar jaquecas tensionales y dolores musculares.
  • Mezcla unas 20 gotas de aceite esencial de lavanda en una jarra de agua y utiliza como enjuague capilar para combatir los piojos. Coloca un par de gotas de aceite puro de lavanda en el peine con el que podrás eliminar las larvas y las liendres.

¿Qué te ha parecido este post sobre cómo elaborar agua de lavanda y qué otros usos se le puede dar a la lavanda? Deja tus comentarios en San Angel floristerias medellin.