blog

Crema para el cuerpo con manzanilla

Descubre cómo crear una crema para el cuerpo con manzanilla perfecta para suavizar la piel gracias a las propiedades reconfortantes de la manzanilla. Sus principios activos suelen formar una capa no grasosa a través de un film invisible que ayuda a proteger la piel de las influencias externas. Continúa leyendo este post de San Angel, floristería medellin para aprender a hacerla.

Quizás también te pueda interesar: ¿Cómo hacer un perfume de pétalos de rosas?

Necesitarás
• 5 cucharadas de flores de camomila/manzanilla
• 175ml de aceite de jojoba
• 30 gotas de aceite de lavanda
• 85g de aceite de coco
• 45g de cera de abeja o beeswax
• 240ml de agua destilada

Elaboración
1. Pon agua en una olla y lleva al fuego.
2. Coloca las flores de camomila o manzanilla junto con el aceite de jojoba y el aceite de lavanda en un recipiente que tolere el calor; remueve y deja cocer a baño María de 30 a 60 minutos.
3. Vierte el preparado dentro de un frasco con gasa y deja reposar.
4. Luego, haz otro baño de María en donde deberás incluir 85g de aceite de coco y cera de abeja.
5. Agrega la infusión que habías preparado anteriormente y funde la mezcla a baño María.
6. Deja enfriar hasta que llegue a temperatura ambiente y añade el agua destilada en forma de hilo mientras bates con una batidora eléctrica hasta formar una crema.
7. Finalmente, agrega algunas gotas de aceite esencial de camomila/manzanilla o el que tú desees.
8. Llena los envases con la crema para el cuerpo con manzanilla y tapa.
9. Aplica la crema casera con manzanilla en todo el cuerpo a través de un suave masaje y vuelve a reaplicar después de lavar las manos.

Propiedades de esta crema casera para el cuerpo
No cabe ninguna duda de que la manzanilla, también conocida como camomila, es una planta medicinal que suele ser usada para elaborar infusiones y diversos remedios naturales. De hecho, sirve para calmar los nervios, mejorar la digestión, desinflamar la piel, etcétera. Además, resulta interesante en pieles sensibles y secas.

Por su parte, el aceite de jojoba concentra una gran cantidad de ceramidas, unas sustancias que ayudan a hidratar la piel. Este aceite se absorbe fácilmente mediante los poros. Además, posee ácidos grasos esenciales y vitamina E, la cual ayuda a combatir los radicales libres causantes del envejecimiento prematuro y natural.

La lavanda es una de las tantas plantas que nos provee la naturaleza, la cual nos ofrece diversos beneficios para disfrutar de una belleza natural. Su aceite esencial, ofrece muchos beneficios y posee diversas propiedades que la hacen ideal para cuidar la piel. Asimismo, tiene un poder antiinflamatorio y regenerante, lo que ayuda a combatir problemas dérmicos como la psoriasis y el acné. El aceite de coco es perfecto para evitar la sequedad de la piel y mantenerla hidratada.

Te recomendamos leer: Cuida la piel de tu rostro con esta crema facial

Si deseas tener una piel suave y tersa, ya sabes, simplemente debes elaborar esta crema para el cuerpo con manzanilla que te hemos enseñado a hacer en el blog de San angel, floristería medellin.

 

[Total:0    Promedio:0/5]

 

 

Nacimiento
Mejórate pronto
Bodas y Eventos